La ley de segunda oportunidad ofrece a las personas físicas y autónomos la posibilidad de flexibilizar los pagos para hacer frente a sus deudas o de que sean canceladas, ofreciéndoles la oportunidad de comenzar de cero.

Aunque todavía puede haber personas y algunos profesionales que puedan tener dudas y conocer poco sobre esta ley, la realidad es que ya está ayudando a personas tanto físicas como autónomos a poder salir de un problema de exceso de deudas.

La ley de segunda oportunidad en Madrid ofrece una posibilidad de poder hacer frente a esas deudas que cada mes asfixian de una forma más sencilla y sin comprometer el bienestar de la familia o la empresa.

Por eso aquellas personas que acceden a los beneficios de esta ley, pueden respirar tranquilos al ser capaces de saldar sus deudas o, incluso, poder borrarlas al ser exonerados de ellas.

Qué consigue la ley de segunda oportunidad

La ley de segunda oportunidad es un procedimiento por el cual se intenta, en primera instancia, llegar a un acuerdo con los acreedores que modifique los términos de pago de las deudas, beneficiando al deudor al ser unos plazos más flexibles y adaptados a sus circunstancias.

En caso de no ser capaces de concretar un acuerdo con el que los acreedores se sientan a gusto, con esta ley es posible llevar el caso ante los Tribunales, donde un juez será el responsable de decidir el tipo de acuerdo, pudiendo incluso lograr una cancelación de la deuda en su totalidad o en parte.

Esa ley ha sufrido en los últimos tiempos algunos cambios muy favorables para el deudor, como, por ejemplo, antes era necesario que la persona o autónomo respondiera con su patrimonio para liquidar la deuda. Sin embargo, con los cambios, ya no es necesario, por lo que el deudor no tiene que desprenderse de sus bienes.

Beneficios de la ley de segunda oportunidad

La mayor ventaja de la ley de segunda oportunidad, es la posibilidad de conseguir que los acreedores lleguen a un acuerdo sobre el pago de las deudas, haciendo más sencillo el que el deudor les haga frente o, incluso, que la deuda sea cancelada por completo, eliminando la necesidad del deudor de tener que hacer frente a esos gastos.

Gracias a esta ley, las personas físicas o autónomos que se encuentran en una grave situación debido a las deudas contraídas, pueden verse libres para comenzar de cero, sin estar en una lista de morosos y pudiendo reorganizar su vida de una forma más positiva y sin deudas.

De ahí que se llame segunda oportunidad, porque da una nueva posibilidad de comenzar de cero y arreglar todo lo que se haya ido estropeando en el camino, dando una nueva posibilidad de ser feliz y mejorar la calidad de vida de la familia.

Cómo acceder a la ley de segunda oportunidad

Para poder acceder a la ley de segunda oportunidad, es necesario cumplir con ciertos requisitos exigidos por las leyes.

Para poder obtener toda la información sobre estos requisitos y que realicen un estudio sobre las posibilidades de éxito, lo mejor es acudir a abogados especializados en la ley de segunda oportunidad, como los abogados Paunero Jerónimo, que podrán ofrecer un asesoramiento personalizado sobre los trámites y cómo llevarlos a cabo con éxito.

Por Sofía Salome

Hola mundo, soy Sofía Salomé copywriter de Damboats.es