Pasas de uva

Con todos los vídeos de perros que ves en YouTube, probablemente has visto una toma de un padre de mascotas bien intencionado, pero mal informado, que le da un limón a su cachorro para obtener una cara de cachorro linda y tonta. Aunque estos vídeos parecen inofensivos -y hay que admitir que pueden ser bastante divertidos-, alimentar a su perro con un limón o permitirle que lo lama no es algo que deba practicar.  Aunque los limones no son necesariamente mortales para los perros (como pueden serlo otras frutas), los compuestos de psoraleno y los aceites aromáticos de los limones son lo suficientemente tóxicos para su cachorro como para que pueda sufrir malestar estomacal, mareos e incluso una sensibilidad inusual a la luz. Aunque lo más probable es que los perros no se coman los limones por sí solos -el olor y el sabor agrios son suficientes para desviar a su perro de la búsqueda de comida-, es posible que engullan uno, sobre todo si son jóvenes y curiosos.  ¿Cómo puede saber si su cachorro está experimentando síntomas debido a la ingestión de limones? ¿Cómo puede mantener a su cachorro alejado de los limones en general? Consulte nuestra guía para obtener toda la información sobre los limones que usted y su perro necesitan.

Macadamia

¿Ha visto alguna vez un vídeo de un adorable perro ladrando o jugando con un limón, poniendo su “cara fea” a la fruta como si no le gustara? Si lo has hecho, sabes que puede ser adorable, pero también te habrás preguntado si es seguro para los perros comer o probar el limón.  La mayoría de los perros no se acercarán al limón, y mucho menos intentarán darle un mordisco, pero aun así es bueno saber si los limones son seguros para los perros. En resumen, debe evitar que su perro coma un limón. Puede hacer mucho más daño que bien.

Todos podemos saber cuando nuestros amigos peludos se enamoran de un nuevo alimento al primer bocado o cómo reaccionan cuando ven salir de la bolsa sus golosinas favoritas. Su perro estará lleno de alegría y emoción. Su perro le mostrará que le gusta la comida que tiene moviendo la cola, mirándole fijamente, totalmente alerta, tal vez ladre o gima, seguro que babeará una tonelada, e incluso puede pasearse delante de usted o darle una pata en la pierna. Estas son algunas de las formas en las que su perro intenta hacerle saber que le gusta la comida y que quiere más.  Por otro lado, también será evidente cuando a su perro no le guste un determinado alimento. Muchos perros pondrán su “cara fea” a la comida, es decir, gruñirán o mostrarán los dientes a la comida, o harán una reverencia a la comida como si no les gustara y prefirieran jugar con ella antes que comerla. Algunos perros también pueden ladrar. Si tiene un perro muy educado, quizá se limite a ignorar la comida que le ha dado y se aleje de ella como si estuviera completamente desinteresado.

¿pueden los perros tomar zumo de limón en la comida del bebé?

Los limones son una fruta híbrida, creada por el hombre, originaria de Birmania y China. Son un cruce entre una cidra y una naranja. Los cítricos que se disfrutan hoy en día son el resultado de millones de años de evolución y de miles de años de cría de plantas. Un fósil de una hoja de cítrico descubierto en China data de hace unos 8 millones de años, pero no se sabe mucho más sobre la historia de la fruta.

A diferencia de los humanos, los perros no pueden ni deben comer limones. Nunca debe dar limón a su perro, porque podría provocarle, como mínimo, molestias gastrointestinales, ya que es tóxico para los perros.

La toxicidad de los cítricos puede ocurrir cuando su perro come limones, porque sus sensibles sistemas digestivos no pueden manejar la cantidad de ácido cítrico en la fruta. Puede provocar a su perro malestar estomacal, diarrea, vómitos y debilidad. Los limones contienen un compuesto llamado psoraleno, que hace que este cítrico sea aún peor para los perros. Si su perro ingiere grandes cantidades de psoralenos, puede tener temblores musculares, babear, tener una erupción en la región inguinal o no poder caminar. También podría deprimirse y padecer dermatitis. Si come muchos limones y no acude pronto al veterinario, podría producirse un fallo hepático o la muerte.

¿pueden los perros comer pollo al limón?

Hay muchos vídeos en Internet que muestran las reacciones humorísticas, aunque ligeramente retorcidas, de los perros que comen y prueban diversos alimentos de sabor fuerte. Hace varios años, una de estas tendencias de vídeo consistía en grabar a su perro comiendo un limón. Esta tendencia se hizo tan popular, de hecho, que un vídeo recopilatorio de cuatro minutos y medio de perros reaccionando al comer limones tiene cinco millones y medio de visitas. Con tanta gente sometiendo a sus perros a este cítrico súper ácido y tantos otros riéndose de estos vídeos, cabe preguntarse si alguno de ellos se ha parado a hacer dos simples preguntas: ¿Pueden los perros comer limones? y ¿debería dar limones a su perro?

Todos los cítricos contienen unos compuestos químicos orgánicos llamados psoralenos. Estos compuestos se encuentran en todo el limón, pero su mayor concentración se encuentra en la piel, las semillas y la médula. Los psoralenos pueden provocar una serie de síntomas en los perros, dependiendo de la exposición a los mismos. Pero los psoralenos no sólo se encuentran en los cítricos. También pueden encontrarse en otras plantas, como el apio, el perejil, la madera de satén de las Indias Occidentales y el higo común. Un lametón accidental no será tan perjudicial para la salud de su perro, pero si se ingiere un solo limón entero, puede empezar a ver síntomas clínicos.

Por Sofía Salome

Hola mundo, soy Sofía Salomé copywriter de Damboats.es