el gato vomita una bola de pelo

Las bolas de pelo suelen ser inofensivas, a menos que tu gato las expulse con frecuencia. Es posible que el pelo se haya endurecido y haya provocado una obstrucción del tracto intestinal, y esta condición puede ser fatal para su amigo peludo.

Es habitual que su gato se trague el pelo durante el proceso de acicalamiento. Por lo general, el pelo pasa a través del cuerpo y se elimina, pero hay ocasiones en las que el pelo no puede pasar por el tracto intestinal. Su gato puede entonces vomitar lo que se conoce como bola de pelo o tricobezo.

Puede notar que su gato vomita una partícula del mismo color que su pelaje, y que suele contener pelo, junto con otros materiales del estómago. Los síntomas comunes de las bolas de pelo son los siguientes:

No es ningún secreto que los gatos se pasan horas lamiendo y acicalando su pelaje. Su gato se traga el pelo suelto o muerto que se le pega a la lengua, y el pelo se digiere y se elimina a través de las heces. Sin embargo, hay veces que el pelo se acumula en el estómago. Esto crea una bola de pelo que se vomita con la comida o el líquido.

bloqueo del gato

Tricobezoar es el término médico o científico que se utiliza para describir una bola de pelo. La palabra “trich” significa pelo, mientras que un bezoar es cualquier material extraño que obstruye el estómago o los intestinos. Por lo tanto, un tricobezoar es una obstrucción gastrointestinal causada por el pelo.

Los gatos ingieren constantemente pequeñas cantidades de pelo cuando se acicalan. Este pelo no puede ser digerido, debido a la presencia de queratina (una proteína fibrosa y estructural); por lo tanto, suele pasar por los intestinos y salir del cuerpo en las heces. Sin embargo, en algunas situaciones, el pelo puede enredarse en sí mismo o en otro objeto dentro del estómago o los intestinos. Esto puede dar lugar a que la masa de pelo enredada sea demasiado grande para pasar por las heces, lo que da lugar a una bola de pelo o tricobezoar.

Una vez que se forma una bola de pelo, hay dos resultados posibles. Muchos gatos simplemente vomitan la bola de pelo, dejando que usted la descubra en el suelo, y continúan con su vida normal. En algunos casos, sin embargo, esta bola de pelo puede alojarse en el tracto gastrointestinal, provocando una obstrucción.

bola de pelo del gato

Cuando su gato vomita una salchicha de pelos viscosos en forma de bola de pelo, es posible que se sienta asqueado o molesto (especialmente si está descalzo o si se trata de su alfombra favorita). También puede preguntarse si es normal. Un fajo de pelo regurgitado ocasionalmente no es motivo de alarma, pero las bolas de pelo frecuentes podrían significar que su gato tiene un problema de salud subyacente, como ansiedad, alergias o un microbioma intestinal desequilibrado (la comunidad de bacterias del tracto digestivo).

Los gatos domésticos pasan entre el 30% y el 50% de su día acicalándose. Es una actividad saludable; el acicalamiento es la forma en que los gatos se mantienen limpios, pero también es calmante. Debido a las protuberancias en forma de gancho (papilas) de sus lenguas, acaban tragando gran parte del pelo suelto que lamen de su pelaje. El pelo está hecho de queratina, una proteína que los mamíferos no pueden digerir, por lo que la mayor parte del pelo que se tragan los gatos pasa sin procesar y se elimina con las heces.

Pero parte del pelo ingerido puede permanecer en el estómago del gato y formar una bola -el término técnico es tricobezoar-. Si esta formación de bolas de pelo es demasiado grande para pasar a los intestinos, se regurgita en su lugar. (Al pasar por el esófago en su camino de vuelta al exterior, la bola adquiere una forma más bien de bala o salchicha).

remedio casero para la obstrucción de las bolas de pelo del gato

Escuchar a su gato o gatito respirar con dificultad puede ser angustioso tanto para usted como para su gato. Si nota que su gato tiene sibilancias y respira con dificultad de forma regular, es importante que tome nota, ya que podría indicar un problema de salud que hay que tratar.

Las sibilancias en los gatos suenan de forma similar a las de los humanos o a las que se producen justo antes de que su gato expulse una bola de pelo. Suelen sonar como un resoplido o un silbido al inhalar o exhalar o un ligero traqueteo de la respiración. También podría tratarse de una respiración pesada, dependiendo de la causa de las sibilancias.

El asma es una enfermedad sorprendentemente común en los felinos y otros mamíferos y puede ser la causa de las sibilancias de su gato o gatito.1 Unas sibilancias prolongadas podrían significar que está sufriendo un ataque de asma, así que vigílelo de cerca para ver si es lo suficientemente grave como para que necesite intervención médica.

Los sonidos sibilantes también pueden ser el resultado de que su gato intente toser para expulsar el pelo acumulado que ha llegado a su estómago. El sonido sibilante puede producirse cuando la bola de pelo está saliendo del esófago. Su gato o gatito a menudo hará también ruidos de sibilancias, arcadas o arcadas hasta que la bola de pelo sea finalmente expulsada.2

Por Sofía Salome

Hola mundo, soy Sofía Salomé copywriter de Damboats.es